Tiempo de balances

“Se acaba el año pero el camino sigue”

Se acaba el año. Días en los que nuestra cabeza, irremediablemente entra en “modo balance”. Balances económicos (¿cómo no?), espirituales, familiares…Este mundo lo hemos montado así. Parece que necesitamos trazar una frontera en algún lugar de nuestro tiempo que nos permita “RE-COMENZAR”. Y, claro, yo, nosotros no nos escapamos. Llevamos un intensísimo año de TODO. Y digo de TODO. A pesar de las corrientes sociales, en nuestro caso, lo de poner fronteras lo llevamos bastante mal. TODO significa para nosotros la VIDA. Hemos trabajado mucho, mucho, mucho y, sobre todo con ganas y toneladas de ilusión. Hemos practicado eso que erróneamente denominan conciliación familiar, CON nuestros niños, nuestros padres, nuestros hermanos, nuestras parejas, nuestros amigos, (¿dónde quedó el tiempo de uno mismo?). Hemos viajado porque AMAMOS (con mayúsculas) viajar y robar fragmentos de otros lugares. Y, hasta hemos hecho un super-máster (de esta moda no nos hemos escapado). Uf, ahora que lo pienso, estoy agotada.

Y todo esto me ha venido a la cabeza porque llevamos semanas queriendo preparar la presentación en web de los proyectos realizados en los últimos meses. Presentaciones que nos gusta hacer con mimo y superarlas en cada nueva ocasión. Este hecho me lleva martilleando la cabeza desde hace tiempo porque parece que si no enseñamos nada, nada estamos haciendo. Ya, ya.

Tenemos mucho para enseñar pero sobre todo, tenemos mucho que aprender. Esta es mi conclusión en el 2015, mi balance personal.

Trabajamos haciendo branding para pymes y estamos en San Sebastián – Donostia. Ya lo hemos dicho en varias ocasiones. Lo del branding suena como a glamour y exquisitez; a grandes marcas, vamos. Pero nosotros elegimos la PYME porque ahí nos encontramos en un territorio en el que las personas tampoco saben mucho de marcar fronteras entre lo que viven, hacen, sienten…Sus proyectos de empresa, se entremezclan peligrosamente con sus vidas y sus familias. Esto del branding, en general, les asusta y cuanto más avanzamos en nuestro recorrido como consultora de branding, más conscientes somos del grado de confianza que nos ofrecen. Confían en que les vamos a ayudar y eso es lo que entienden que significa BRANDING. Y, es en esa confianza cuando de manera inconsciente las pymes, las personas que las componen, se van impregnando progresivamente de una manera de hacer, de verse, de valorarse y, por tanto, CREANDO la identidad de su marca en el más amplio sentido de la palabra.

Es un proceso emocionante que no tiene fin y del que nos gusta formar parte.

Tenemos muchas cosas para enseñar (próximamente en nuestro portfolio) pero sobre todo, muchas para aprender. Ya ves, quería simplemente decir que pronto publicaremos nuestros últimos proyectos de los que nos sentimos muy orgullosos y termino diciendo que nuestro mejor proyecto es el recorrido que hacemos con nuestros valientes acompañantes, ese que no se ve en la foto pero que deja huella, ¡vaya que si deja!

¡Feliz y justo balance!

Photographed by ©Cabo de Marcas 2015

Cabo-de-Marcas-branding-2015-4

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *