Baqueira es una marca

“¿Qué hace que un lugar se convierta en marca?”

El mundo es GLOBAL. En el siglo XXI viajamos en formato real y en formato virtual. Decidimos nuestros destinos nuevos en base a lo que éstos nos transmiten. Cada lugar se asocia con distintos valores: Venecia romanticismo, Londres contemporaneidad, Barcelona cosmopolita, Kenia etnicismo…Los lugares, los destinos, son productos que se venden y nosotros, los viajantes, los consumidores que elegimos el que se ajuste mejor a nuestras expectativas. Es decir, como en todo tipo de mercado, existe competencia. Cuando buscamos un viaje cultural, compararemos y valoraremos lo que nos aportan destinos que compiten como París o Roma. Uno nos ofrece glamour, el otro historia. Cada destino es un producto que responde a una estrategia en el modo en cómo se enseña y se ofrece.

París, Roma, Barcelona, son destinos que se han hecho marca a lo largo de la historia. ¿Qué ocurre si trasladamos esta idea a algo más territorial. Estamos entran en la recta final de la temporada de ski 201/2013. La península ibérica cuenta con un número destacado de lugares para practicar el deporte de invierno. Sin conocer datos de ningún estudio, me atrevería a decir que un alto porcentaje de los amantes de este deporte, destacarían Baqueira como el destino perfecto para practicarlo. ¿Por qué? Porque Baqueira es mucho más que ski. Factores importantes son las posibilidades que ofrece su orografía y su extraordinaria extensión, sí; pero BAQUEIRA se ha construido a sí misma a lo largo de las última décadas manteniendo fiel a una estrategia en la que ha primado la oferta de un valor completo para el ocio de invierno: deporte en un espacio natural espectacular bien habilitado, importante oferta gastronómica, actividades alternativas y complementarias…
BAQUEIRA viniendo haciendo bien los deberes en cuanto a estrategia se refiere, ha definido su singularidad real, lo ha moldeado a lo largo del tiempo y lo refleja en todo aquello que cuenta.

Fotografía©CABO DE MARCAS 2013

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *