CASO CLIENTE: Terapia de branding para encontrar la verdad de una marca

“Avila Dos, valores de marca que transmiten las personas”

En nuestras reuniones con clientes, podemos llegar a ponernos pesados al insistir e insistir sobre la búsqueda de la singularidad de una marca. Y es que, algo que parece tan sencillo, definir qué somos como marca, qué nos caracteriza o saber por qué nos compran nuestros servicios o productos, se convierte en un muro con el que nos chocamos día sí y día también en nuestras reuniones de Thinking Room.

¿Por qué es importante definir la singularida de la marca?

Porque si no conocemos nuestras fortalezas, aquello que nos hace “diferentes” (no vamos a decir únicos, algo que en el mercado actual no existe), es realmente complejo construir una identidad, en el más amplio sentido de la palabra. Y sin identidad, ¿qué podemos contar de nosotros mismos? Es muy común encontrarse con discursos de marca que balbucean frente a sus receptores y éstos, cuando no entienden, se van.

La singularidad de la marca es un proceso de análisis (¡¡ay Dios mío, una suerte de sicoanálisis empresarial!!) que nos lleva a conocernos como empresa, a rebuscar en nuestras entrañas hasta toparnos con nuestro ADN, aquel que tenemos que aceptar y potenciar porque, si tenemos un valor, si es que existe algo que merezca la pena que ofrezcamos en el mercado, debe salir desde ahí. Y ésta es otra de las cuestiones clave.

Cuántas veces pensamos que los que ofrecemos al mercado y donde debemos diferenciarnos es en el producto X o Y cuando en realidad, nuestra fortaleza puede estar en otros campos como el SERVICIO, la LOGÍSTICA, la FALTA DE INCIDENCIAS…Hoy en día, productos semejantes con precios similares hay miles, ¿es realmente coherente pensar que podremos alzarnos con el liderazgo del mercado exclusivamente a través del producto o mintiendo un 0,5% más barato a pesar de asfixiar nuestra economía?

Como digo, da para muchas horas de reflexión.

AVILA DOS, el reencuentro con sus valores de siempre

El proyecto en el que venimos trabajando desde hace más de dos años con AVILA DOS, es un claro ejemplo de ese proceso de búsqueda de los valores intrínsecos a una marca. Una compañía que opera dentro del sector del mobiliario desde hace más de 50 años actualmente especializada en el mueble de baño y complementos.

Una trayectoria larga que les ha permitido conocer y experimentar fases tan naturales como el nacimiento, crecimiento, desarrollo y también dificultades. Estos procesos que vive una empresa caminan en paralelo a múltiples circunstancias:

  • Internas: cambios generacionales, por ejemplo
  • Externas: cambios sociales (nuevas demandas y necesidades), coyunturas económicas (crisis globales), cambios de mercado…

Y resulta normal y natural desorientarse en el camino, sobre todo, cuando todas estas circunstancias se aúnan y hacen el recorrido más complejo.

El único modo de reencontrar la dirección adecuada es dedicar TIEMPO a la REFLEXIÓN. Y ese fue el primer objetivo de este proyecto. Muchas horas en común desgranando la situación existente relativa a:

  • Producto (diseño, fabricación)
  • Canales de venta
  • Mercado y sus demandas (Nacional, Internacional)
  • Comunicación (catálogo, website, tarifa…)

Y todo nos llevó a reencontrarnos con el ADN natural de la empresa, el valor de las personas que están detrás de la marca. Su capacidad de trabajo, de servicio, la ilusión compartida…Todo esto que se dice fácil y demasiadas veces pero que en no muchas es VERDAD. Algo que en realidad han sido siempre y que había quedado semi-enterrado abrumados por lo que otros hacen y que parece que va mejor. Y éste es el gran error de muchas marcas, pensar que aquella estrategia de marca, producto, venta, catálogo o lo que fuere que hacen otros y funciona, nos lo podemos aplicar a nosotros y funcionará igual. NO. NUNCA FUNCIONA.

GOOD PEOPLE. NICE BATHROOMS

El eje de una estrategia para un fabricante de muebles de baño que se está reconstruyendo con pilares fuertes, consistentes y que habla de lo que son. Los valores de marca de Avila Dos están de enhorabuena. Según un importante estudio desarrollado por Accenture Strategy, «el 73% de los consumidores dicen que sus decisiones de compra están influenciados por las palabras, valores y acciones de los líderes de la empresa mientras que el 41% de los consumidores han estado disgustado en los últimos 2 años por actuaciones de empresas que traicionan los valores que defienden.»

A esta afirmación se apuntan muchos de boquilla. Si lo que cuentas es verdad, entonces no es publicidad, si no estrategia. Una guía para toda una compañía, un grupo de personas que la respiran y la siguen. Y si hay algo que son los hermanos AVILA es VERDAD. Y nosotros, los del CABO, lo que intentamos es arrojar luz allí donde a uno le cuesta mirarse o verse.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *