Branding vs tiempo

“Reflexiones del miércoles”

El pulso del Tiempo contra el Branding Hoy hemos tenido la fortuna de comprobar como uno de los proyectos de Branding en los que hemos invertido tiempos, esfuerzo e ilusión, siguen avanzando la implementación de los parámetros corporativos indicados en el BRAND BOOK. La duda era ¿qué material utilizar para el rótulo de mayor importancia en la fachada de la empresa? Una vez solventada la duda, podemos reflexionar sobre lo que esta llamada significa. Significa que la compañía siente y cree con determinación que cualquiera de las acciones que acomete, reflejan su identidad, hablan de lo que es como marca. Un pequeño paso para construir un largo camino. Implantar una estrategia de Branding supone trabajar durante mucho tiempo para mostrar a los grupos de interés una propuesta de valor real, significativa y diferencial. Este concepto, se aplica de igual modo a una compañía pequeña, mediana o grande. Sea del sector que sea. Y, cuando el esfuerzo es real desde el primer momento y se mantiene constante en el tiempo por parte de todos los integrantes de una formación, las consecuencias positivas se irán dejando ver progresivamente. Mostremos algunas. El Branding: – Aporta notoriedad y profesionalidad a la compañía en los ojos de los grupos de interés derivando en una afinidad que, con el tiempo, se convierte en relación. – Permite organizar la compañía desde un punto de vista más racional – Se implementa la innovación como algo natural y cotidiano frente al carácter obligatorio que ha adquirido en los últimos años. – Implica un trabajo en equipo provocando una modalidad de trabajo más colaboraciones – Y más… Y, cuando esto ocurre, es la compañía el mejor ejemplo de Branding; y, nosotros, orgullosos al ver las letras corpóreas bailonas, todavía sin colocar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *