Home sweet home

“Reflexiones de martes”

¿Qué somos sin internet? A estas alturas, apenas nada de lo que hacemos está desvinculado de internet.
Si necesitamos saber sobre algo, buscamos en internet.
Si queremos localizar un destino vacacional, no sólo nos informamos en internet, sino que lo comparamos con otros posibles destinos desde varios puntos de vista: climatología, precios, logística,…
Buscamos productos de marca en multitud de plataformas de precios “chollo”.
Jugamos solos o con nuestros niños en la cantidad ingente de posibilidades que las marcas u otros nos ofrecen.
Nos relacionamos con todos: familia, amigos, conocidos, desconocidos o incluso enemigos.

Y, esto sólo es el comienzo. Es un nuevo canal, no hay duda. Nos ofrece una nueva manera de aprender, de ver las cosas de vivir PRE-EXPERIENCIAS de un modo que se convierten en EXPERIENCIAS.
Todo parece positivo y, sin duda, lo es. Ahora sólo nos falta controlar la ansiedad que nos provoca quedarnos sin batería, que se caiga el servidor o no conseguir la clave de wifi.

Vida virtual vs. Vida real

“Reflexiones de lunes”

Acabo de terminar de leer uno múltiples artículos que recibo cada día acerca de Comunicación, Marketing, Estrategia, y, ¡cómo no!, el tema estrella: internet. En internet está todo. En internet estamos TODOS y ahora ya hacemos CASI TODO en el llamado mundo virtual. En internet observamos sin que seamos vistos, en internet compramos comparando calidades, precios, servicio, etc. sin movernos de nuestra silla, en internet nos relacionamos con amigos, familia, desconocidos,…A estas alturas, nos hemos acostumbrado a buscar soluciones a muchos de nuestros problemas también en internet. ¿Han probado en alguna ocasión a preguntar a google: “¿Cómo se consigue a la mujer/hombre que uno desea?, ¿Cómo hago para que mi hijo no se enfade al irse a la cama?, o más, ¿Cuál es el sentido de la vida?”. Siempre tiene respuesta.

A veces asusta pensar lo fácilmente manipulables que resultamos las personas. Internet es un nuevo canal, medio, un nuevo ENTE. Podemos llamarlo como queramos. Ha cambiado nuestras vidas, sin duda, la forma en la que hacemos las cosas, (y, según parece, más que lo va a cambiar) pero las personas seguimos siendo lo mismo, personas. Nuestra “materia prima” es igual que hace mucho tiempo. Seguimos siendo tan constructivos como destructivos, tan fuertes como débiles. Seguimos teniendo como necesidades primarias las mismas: comer, dormir, amar y que nos amen.

De momento, comer y dormir no puede hacerlo internet por nosotros. ¿Nos puede amar? Por alguna extraña razón, en internet construimos relaciones con facilidad. Nos vinculamos a marcas como si fueran personas, y a personas desconocidas como si las conociéramos de toda la vida. Vínculos virtuales. ¡Cuidado! No podemos huir de una verdad que está muy por encima de lo real o lo virtual: sólo funciona aquello que se construye con esfuerzo en el tiempo y es coherente y sincero con el que lo hace.

INTERNET ha cambiado nuestras vidas pero nunca debemos olvidar que INTERNET lo creamos entre todas las personas y depende de nosotros que sea para bien o para mal.

Fotografía©CABO DE MARCAS 2013

Euskaltel Euskadi

“¿Sólo un equipo ciclista? Adios a una identidad”

El equipo ciclista EUSKALTEL EUSKADI ha desaparecido del panorama deportivo. ¿El motivo? La falta de patrocinadores que permitan su sustento en el futuro.

¿Por qué ha provocado tal desazón en el aficionado ciclista y, especialmente en el vasco, aficionado o no?

En Euskadi el ciclismo es un deporte popular, practicado por muchos y seguido por casi todos. Un paisaje montañoso, un clima rudo y un espíritu luchador conforman un equilibrio perfecto para concebir ciclistas de alto nivel.
Por otro lado, EUSKALTEL nace como un teleoperador de carácter local que busca empatizar con los consumidores apoyándose precisamente en ese valor, el ser de la tierra.

Y, la creación de un equipo ciclista ha sido, probablemente, la mejor herramienta de fidelización a la marca que han podido realizar. En la mayor parte de los casos, los patrocinadores de los equipos ciclistas son eso, patrocinadores. Van y vienen. Tardamos un tiempo en acostumbrarnos que un equipo ya no se llama de una manera sino de otra. Conocemos a las estrellas que se ligan a las marcas. Con Euskaltel Euskadi, se ha dado un fenómeno diferente. Es una marca que para empezar, por denominación, connota un lugar, una lengua, una cultura, una manera de ser. En ciclismo EUSKALTEL EUSKADI ha sido el reflejo de una identidad (una identidad de color naranja) muy por encima de un producto. No era importante si los integrantes del equipo fueran vascos o no. No es ese tipo de identidad. Lo relevante es que ha conseguido reunir y transmitir los valores del esfuerzo, equipo, integridad; valores universales que todos ansiamos encontrar en un mundo lleno de mensajes falsos o banales.

De ahí la trascendencia de la noticia y la tristeza que ha acarreado. Las personas necesitamos sentir que esos valores universales triunfan. Si no, ¿qué nos queda?
Como en el deporte, nos queda, levantarnos y seguir luchando.

Sería muy interesante analizar las consecuencias que este hecho provoque en el marco de la marca comercial.

FOTOGRAFÍA: http://www.blogseitb.com/

El retorno

“Europa, ¿una marca?”

Vamos y venimos. Damos y recibimos.

Hemos vuelto. Nos fuimos con los deberes hechos y volvemos con la libreta llena de proyectos e ideas. De ilusión. Es nuestro principal ingrediente y la clave de nuestra estrategia. No hay mucho más. No hay gráficos, ni profundos análisis ni terminología más compleja que ésta; una ilusión que es de verdad. Y, allá donde vamos es lo que somos capaces de mostrar, lo mejor de nuestra marca, lo real de ésta.

Al marcharnos, nuestro propósito era ir a otros pueblos, otras playas, otros chiringuitos…y, observar. Hemos recorrido una parte de la vieja Europa. Esa que se conforma con la fuerza de unos y la debilidad de otros. Europa intenta ser una marca madre que arrope y represente a sus protegidas. Es cierto que aporta seguridad, construye una proposición de valor para el receptor lejano en la geografía. Pero la percepción varía al acceder por alguna de las múltiples puertas que permite su entrada. El progreso, la fuerza, la historia que simboliza Europa adquiere matices muy diferentes. Sea cual sea el destino dentro del viejo continente, es fácil encontrar aspectos identitarios del lugar. Son su verdad, aquella de la que no se puede huir y aun poniendo banderas azules con estrellas, siempre quedará por encima. Y, quizás, esta verdad de la que ningún lugar se puede escapar, nos cuente cosas diferentes de lo que su “madre protectora” nos quiere convencer.

La idea de Europa como un conjunto de valores diversos no es mala. Cada país ofrece su propia marca fundamentada en ADN, en su historia, su cultura, sus habitantes y la particular situación que esté viviendo en cada momento. La de ahora, sin embargo, ofrece la melodía desafinada de un coro donde no todos los integrantes interpretan de igual modo la letra de la canción; la de la innovación, la cultura, la ecología, etc. La sintonía de una marca que chirría.

Uhm! Abierto a la reflexión.

Fotografía©CABO DE MARCAS 2013

Deberes hechos

“Nos llevamos el Branding de vacaciones.”

Sí. Nos vamos de vacaciones. Vacaciones, vacaciones, vacaciones…. Sólo con decir esta palabra, somos capaces de trasladarnos, en segundos, a otro estadio de nuestra existencia.
En realidad, las vacaciones no son otra cosa que una ruptura. Una sacudida que nos extrae de la vida cotidiana. De eso que durante meses hemos llamado rutina y que, con el paso de los días, nos deja algo adormecidos frente a todo lo que va pasando por delante de nuestros ojos.

En vacaciones, no dejamos de ser nosotros mismos pero nos enfundamos el traje de la aventura, del ánimo, del placer, de mirar las cosas con optimismo, con emoción.
Y, desde ese estado de relajo mental, observamos sin darnos cuenta el mundo que nos rodea. Iremos a otros pueblos, a otras playas, a otros chiringuitos, a otras tiendas, a otros espectáculos. Todos ellos nos ofrecerán, productos, servicios, experiencias creadas de maneras únicas, que reflejarán su identidad. Nos contarán la verdad de un lugar, un negocio, una familia. Nos enseñarán cómo hacemos las cosas las personas.

Y, nosotros, las dejaremos reposar en el remanso de nuestra mente para que alimente nuestro espíritu durante el largo y frío invierno.

Fotografía©CABO DE MARCAS 2013

Branding en la pyme Industrial

“El Branding es eficaz en el sector industrial, igual que en cualquier otro sector.”

Branding es contar la verdad. Esta afirmación es igualmente válida para las pymes del sector industrial (el mayor número de empresas del sector industrial son pymes) que para cualquier otro sector. Existe la tendencia (errónea) a pensar que sólo grandes empresas y, preferentemente ligadas al producto de consumo, necesitan desarrollar estrategias de marca. Las empresas industriales desarrollan, igualmente, productos o servicios que deben encontrar su nicho de mercado, captar la atención de sus grupos de interés. En la mayoría de los casos, la realidad de estas empresas es que basan su estrategia en la consabida producción (“producir, producir”). A la postre, hoy en día, producir no es sinónimo de facturar.

Gestionar la marca es una necesidad. La marca que ofrece una empresa industrial son las acciones que realiza a lo largo del tiempo. Debe definir, como cualquier otra, una proposición verdadera que aporte valor a sus receptores. Para poder extraer dicha proposición, tiene que contar con una estrategia, una visión del negocio.

También en la pyme. En ésta, los principales factores que se deben dar para desarrollar un modelo de Branding son:

1. Compromiso de la alta dirección. Una marca es el resultado de una actitud y un modo de actuar de una empresa.
2. Continuidad. El proceso de construcción de marca no acaba nunca y abarca todas las actuaciones de la empresa.

Con los pilares anteriormente descritos bien afianzados, el proceso habitual para implantar un proceso de Branding en una pyme se resumen en 5 fases:

1. Análisis
2. Definición de los objetivos estratégicos de la marca (Brand vision)
3. Identidad de la Marca
4. Posicionamiento
5. Ejecución

O, dicho de otro modo: escuchar, pensar, concretar y contar al público.

MakingOff Sokoa

“Wi-MAX. Una apuesta en firme”

Hace unos días, pasamos una divertida jornada en el plató realizando un reportaje fotográfico con SOKOA. El modelo Wi-MAX es la nueva apuesta de la firma para sorprender a su público. Una silla versátil con multitud de ventajas y posibilidades. Para las fotos, contamos con la colaboración de muchas personas con las que pudimos mostrar uno de los principales valores del producto; su capacidad de adaptarse a personas de diferentes edades, estilos y fisionomías. En el mundo del mueble, con la aparición del 3D, son menos las ocasiones que se acude al plató para realizar fotografías de producto pero, qué duda cabe que el valor  humano se sigue captando mejor cuando hay una persona en la imagen.

Cabo de Marcas Book

“Solicita el Book de Cabo de Marcas.”

Si estás interesado o interesada en recibir un Book de Cabo de Marcas sobre “BRANDING y ESTRATEGIA. Eso que nadie entiende”, escribe tus datos en el apartado inferior de COMENTARIOS y nos pondremos en contacto contigo para hacerte llegar un ejemplar.


CdM en PuroMarketing

“Artículos de Cabo de Marcas publicados en PuroMarketing.”

Es un placer que el contenido de los artículos sobre Branding que desarrollamos en CABO DE MARCAS tengan su parcela en PuroMarketing, un portal de lo más activo e interesante en la red sobre Marketing, Branding, Comunicación, etc. Compartimos y contrastamos conocimentos sobre la materia con otros profesionales del sector así como con los mismos empresarios. El nivel de actualización de contenidos de PuroMarketing es muy activo y no por ello, reducen su calidad. Recomendamos una visita, sin duda. http://www.puromarketing.com/

Branding, sinónimo de fidelización

“La obsesión de crear nuevos clientes, puede hacer perder los fieles.”

Muchas veces, las empresas están tan obsesionadas con la obtención de nuevos clientes que descuidan a los que ya tienen.
Si nos alejamos de nuestra estrategia de branding, de compañía, perdemos la confianza de nuestro entorno y, por tanto, la cercanía a nuestros clientes.

No, no. No lea este artículo buscando recetas infalibles para asegurarse la fidelización de sus clientes de por vida. Dichas recetas, no existen.
La fidelización de los clientes es algo que, habitualmente, se da por hecho, una vez que se ha logrado cerrar más de una operación. Muchas veces, las empresas están tan obsesionadas con la obtención de nuevos clientes que descuidan a los que ya tienen. Es un error, tan habitual como humano. Ocurre igual en los comportamiento sociales. Cuando a una persona le atrae otra, lucha hasta la extenuación para conseguir su atención. Es un período de máxima actividad y creatividad. Creatividad y atención que van desapareciendo progresivamente una vez logrado el ansiado objetivo. Igual que con los clientes. ¿Por qué?

¿Qué nos hace pensar que nos hemos ganado la confianza de alguien de por vida? La confianza debe trabajarse de manera constante. El Branding no propone soluciones universales e infalibles. El Branding es una manera de saber qué somos y qué podemos ofrecer como compañía, a lo que debemos añadir que establece un plan de trabajo que, para que funcione, debe aplicarse todos los días y en todas las cosas que hagamos. Por tanto, Branding es sinónimo de esfuerzo, trabajo, sí pero el único camino posible para mantener la confianza de nuestros clientes y, por tanto, probablemente su fidelidad. Si nos alejamos de nuestra estrategia de branding, de compañía, perdemos la confianza de nuestro entorno y, por tanto, la cercanía a nuestros clientes.

La fidelidad, como la confianza no es algo que se gane una vez y sea para siempre.Esto es precisamente lo que nos debe obligar a mantener la “tensión” en la búsqueda de nuevos productos o soluciones, mejoras de éstas y podamos prestar atención a todos los sucesos que nos estén reportando información sobre aquellas acciones que producen rechazo de nuestros receptores. A través de las acciones relacionadas con nuestra estrategia de branding podremos alcanzar mayor fidelización pero nunca sin esfuerzo y sólo si lo que hacemos, lo hacemos de verdad.

Fotografia©CABO DE MARCAS 2013