Christmas, anuncios, escaparates de Navidad con los mejores deseos…de venta

“Los mejores deseos, ¿arropan las mejores estrategias de venta?”

Todos los años llega. Fiel a su cita anual, la Navidad ha vuelto y con ella el tsunami de mensajes, anuncios (en todos los medios y soportes imaginables), escaparates en espacio real y virtual…y, podría seguir, con cortinillas de televisión, decoración navideña de las calles, programas especiales, etc, etc. Y, aunque todos los años recibimos inputs semejantes que reconocemos sobradamente, algo tiene la Navidad que capta e implica con cierta facilidad nuestro corazoncito. Y ahí están las marcas, al acecho, para lanzar sus mensajes más emotivos y sagaces que capturan nuestra intención de compra, más vulnerable que en ningún otro momento del año.

Sin embargo, no pequemos de ingenuos. Todos somos conscientes de la intención real de las marcas de productos consumidos en estas fechas, sean de alimentación, juguetes, ropa, perfumes,…A fin de cuentas, son marcas que representan productos que compiten en un mercado, marcas que tienen que vender. Pero, siempre es de agradecer el esfuerzo de la marca por realizar un ejercicio de contenido, de definición de estrategia puntual para ese periodo, mostrando su cara más sensible y creativa.

CLÁSICOS DEL BRANDING EN NAVIDAD

Es más, algunas marcas han hecho de la Navidad su buque insignia y siempre son esperadas y generan expectación para ver qué han hecho este año, a pesar de que estén presentes en el mercado a lo largo de todo el año. Algunos ejemplos:

– LOTERÍA DE NAVIDAD. Es uno de los anuncios más esperados. Con el personaje del “calvo” se generó una seña de identidad que acentuó la fuerza de la marca LOTERÍA como la encargada de dar el pistoletazo de salida de la Navidad.

FREIXENET y sus burbujas, con 2 elementos que permanecen a lo largo de los años, el dorado y la elección de personajes singulares mundialmente reconocidos que se vinculaban a la marca como embajadores.

PERFUMES. Las múltiples marcas de perfumes femeninos y masculinos que invaden de glamour las pantallas, las marquesinas o el papel couché.

LAS MARCAS QUE NO ESTAMOS EN EL MERCADO DE LA NAVIDAD

Y es que es Navidad para todos. En esta fechas todos, empresas o particulares, nos sentimos “obligados” de alguna manera a felicitar la Navidad.

Recuerdo la llegada a casa de felicitaciones de Navidad (o Christmas según se prefiera), de familiares y amigos de aquí y de allá. Me encantaba. La mayoría de formato clásico con representaciones de las escenas habituales de la navidad aunque esto fue cambiando poco a poco. En mi casa, como se toparon con una “pieza” de inquietudes creativas, enseguida, me hicieron responsable de la creación de Christmas “hand made”.

Ocurría lo mismo en la empresa cuando ya trabajaba. Al pertenecer al sector de la comunicación, las empresas en las que he trabajado, encontraban en la Navidad el momento ideal para sorprender con un nuevo formato, un papel especial o un mensaje más creativo que los demás.

¿RECUERDAS ESTE CHRISTMA QUE ENVIAMOS EN EL 2014? PINCHA Y TE REIRÁS

Entonces había tiempo.

No hace tanto, los Christmas impresos prácticamente han desaparecido. El canal actual es el correo electrónico. En 3/4 días recibimos en nuestra bandeja de entrada una cantidad imprevisible de felicitaciones a las que prestamos unos segundos de atención y después echamos a la papelera, sin piedad.

Algunos, los más valientes o que cuentan con más recursos (sobre todo tiempo), se lanzan a realizar acciones paralelas a las que se accede clickando sobre el mail. Esto sin tener la certeza del número de personas que se tomarán el interés de hacerlo.

Puedo resultar nostálgica y, en cierto modo lo soy, pero no podemos resistirnos a los cambios que la tecnología ha impuesto. Las marcas “pequeñas”, las pymes, tienen/tenemos que medir muy bien el esfuerzo que se puede dedicar a este tipo de acciones en relación a la capacidad de respuesta que puede obtener de un receptor desbordado por mensajes y trabajo los días previos a la Navidad.

¿RECUERDAS ESTE VIDEO QUE HICIMOS EN EL 2015? PINCHA Y TE GUSTARÁ

Estos tarjetones que veis aquí son de la primera Navidad de CABO DE MARCAS. Es el único año que hicimos un christma impreso, quizás resueltos a no desprendernos tan fácilmente del soporte físico. Os puedo asegurar que pasé unas cuantas noches metiendo la gomita azul por los agujeros troquelados de la cartulina. Fue una lata pero …¡qué bonito quedó! El link del tarjetón se vinculaba a un TIME-LAPSE que hicimos.

PERO, ¿QUIÉN SE RESISTE A NO FELICITAR LA NAVIDAD?

Precisamente esto es una de las cosas que me gusta de la Navidad. A casi todas las empresas les gusta desear lo mejor a sus clientes y colaboradores y esto habla del sentir de personas que son, las que a fin de cuentas, conforman una marca, sea grande o pequeña.

Además,  sin la presión de las grandes marcas de consumo de tener que hacer el christma más creativo del mundo, podemos ser libres para emitir el mensaje más sencillo, el que sea más acorde a lo que somos porque, en realidad, el objetivo de estos mensajes no es vender sino hacer sentir que otros nos importan. ¿O no?

Aprovechando, os deseamos que vuestra Navidad vaya más lejos del 6 de enero, que cuenten los 365 días, las 52 semanas, 8760 horas, 525.600 Minutos y todos los instantes… y porque somos así, te regalamos uno de nuestros Póster Serie. ¿Quieres verlo?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *