El diseño industrial no es sólo para ricos o modernos

“El diseño industrial o diseño de producto puede ir de 0 al infinito”

No es la primera vez que hablamos del producto. Como hemos comentado en varias ocasiones, una de nuestras áreas de especialización es el sector del mobiliario. Como todos los sectores, éste presenta sus particularidades. Saber cuál ha sido la trayectoria del sector en los últimos 50 años y conocer la realidad social y el mercado actual son factores imprescindibles para poder aportar soluciones a este tipo de empresa.

EL MAPA DE PRODUCTO. ANALIZAR Y ORDENAR EL PRODUCTO

Recientemente en el post sobre el MAPA DE PRODUCTO incidíamos en la importancia que tiene reflexionar sobre el producto. Qué contamos de él y cómo y dónde lo ofrecemos es muy importante pero si este discurso no se apoya en un producto de valor que aporta respuestas a las necesidades y demandas del mercado, estaremos haciendo mucho esfuerzo para obtener poco resultado. El MAPA DE PRODUCTO llega de manera natural después de los procesos de THINKING ROOM.

LA EVOLUCIÓN DEL PRODUCTO, EL DISEÑO INDUSTRIAL

Cuando nos sumergimos en la reflexión y análisis del producto, podemos encontrarnos con

  • Decidir que hay colecciones que deben ser eliminadas
  • Potenciar colecciones que se habían abandonado y que necesiten de otro discurso comercial
  • Agrupar colecciones que se canalizan unas a otras

Si hemos definido unos principios fuertes de nuestra estrategia y éstos nos demandan modificar, mejorar o innovar nuestro producto, debemos acometerlo con profesionalidad. Somos conscientes, es más, somos testigos, de lo difícil que resulta todo esto en la realidad del día a día. El camino ideal de ejecución de una estrategia nunca existe. La realidad es absolutamente imperfecta pero eso no debe impedir que podamos encontrar los medios para, siempre mirando el objetivo marcado en la estrategia, llegar a la meta. Ese es nuestro trabajo y acompañamiento.

EL DISEÑO INDUSTRIAL

Cuando hablamos de diseño industrial tendemos a asociar la disciplina al desarrollo de productos de alto nivel contemporáneo, con elevados costes en su concepción y en su  nivel de venta y dirigidos a un sector del público reducido. NO ES ASÍ.

El diseño industrial no es otra cosa que aquel que se ocupa del producto. Es una disciplina que se pone al servicio de la estrategia, de la marca y el negocio. Por este motivo es muy importante que entendamos que implicar el DISEÑO INDUSTRIAL en nuestra empresa puede ir desde actuaciones pequeñas y limitadas hasta su máxima expresión. Me explico, puede ser:

  • Analizar los materiales de fabricación
  • Analizar la gama de color con la que se trabaja
  • Evolucionar y refinar los volúmenes y las formas de nuestro producto
  • Mejorar la ergonomía
  • Optimizar su proceso de fabricación y, por tanto, su precio
  • Mejorar su embalaje para el transporte 
  • Mejorar sus sistema de montaje así como las instrucciones correspondientes
  • Eliminar los elementos innecesarios

VER PROYECTOS DE CABO DE MARCAS EN LOS QUE SE HA REALIZADO DESARROLLO DE PRODUCTO

Son muchas las facetas relacionadas con la mejora del producto que pueden estar entorpeciendo el desarrollo de una marca. Por eso, no debe asustar acometerlo desde este enfoque. Porque, cuando hablamos de DISEÑO INDUSTRIAL, no estamos refiriéndonos exclusivamente a concebir una línea de producto nueva. El DISEÑO INDUSTRIAL es el medio, la herramienta para analizar y mejorar nuestro producto en todo su espectro.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *