Te busco y no te encuentro

“Posicionamiento orgánico para pymes en internet”

O dicho tal y como nos lo preguntan los clientes, “¿cómo se hace para salir los primeros en una búsqueda de Google?“. Gran pregunta.  Todos sabemos la influencia que tiene hoy internet en el mercado de cualquier sector, de cualquier producto. Millones de personas buscando cosas a cada instante y millones de productos deseando ser encontrados. Por eso, aunque las pymes no hayan tenido, todavía oportunidad de conocer en profundidad el funcionamiento de la red, tienen una conciencia clara de que hay que estar “ahí” y procurar estar los primeros en la fila.

SEO/SEM

El primer punto importante a explicar a las PYMES es la diferencia entre SEO (Search Engine Optimization o Posicionamiento en Buscadores)  y SEM (Search Engine Marketing o Campañas de Anuncios en Buscadores). Para los que estamos inmersos en este campo, branding, branding digital, marcas para pymes, etc. es como hablar del pan nuestro de cada día y, muchas veces, olvidamos que, otros, como nuestros clientes, que saben mucho de fabricar productos o de mejorar sus servicios, recorren la red como usuarios y no tienen por qué saber las claves de su funcionamiento.

Así, en breve, SEO (Search Engine Optimization o Posicionamiento en Buscadores) por tanto, es el conjunto de técnicas para conseguir mayor visibilidad de una marca/empresa en los buscadores. Son técnicas que se realizan a través de los recursos que aporta la red, sin necesidad de contratar espacios ni pagar  publicidad.

¿En qué consiste “HACER SEO”?

Ilustración vía freepik

Podríamos hablar de muchas cuestiones técnicas que ayudan a despistar al más interesado y lo que queremos es que se entienda con claridad qué hacemos cuando estamos trabajando el SEO  de uno de nuestros clientes (pymes). Por tanto, hay 2 partes importantes:

  1. WEBSITE. Las pymes tienen que contar con una website que esté debidamente reflexionada para que su estructura responda a los productos que hay que presentar, a lo que es importante que se sepa de la compañía y, VITAL, a que  la información de DONDE SE ENCUENTRAN LOS PRODUCTOS sea accesible sin exigir el mínimo esfuerzo del usuario. Esto que parece obvio resulta más frecuente de lo que os imagináis. Webs obsoletas con sistemas de programación anticuados, confusas en su navegabilidad y, si superadas estas barreras, seguimos interesados en saber dónde comprar y no accedemos a saber cómo preguntar, ¡desastre! Por no hablar de aquellas veces que sí, que lo logramos y encontramos un mail al que dirigirnos y del que nunca obtenemos respuesta. Una web es un soporte vivo. Es como el vestido de una empresa que tenemos que ir cambiando según el estado de la misma lo haga. Una website no puede mantenerse estática durante años porque eso querrá decir que no estamos mirando hacia fuera, en realidad hacia la única dirección que  deberíamos observar.
  2. CONTENIDOS. O lo que viene a ser lo mismo: no hay trucos. O trabajamos de manera constante nuestros contenidos periódicos, o nuestro sitio estará muerto. En general, cuando se habla de contenidos, se hace referencia no tanto a la web (que también) sino al blog u otros canales como los de youtube, instagram, etc. Plataformas donde la actualización es casi diaria o, por lo menos, periódica. Y respecto a los contenidos tenemos que decir:
  • a) Contenido relevante, de interés. No se trata de llenar espacio con textos absurdos o vacíos. Estamos sometidos a una sobrecarga informativa por lo que son segundos los que una dispone para poder captar la atención de sus receptores. Si el receptor comprueba que el contenido que le ofrece la marca no le aporta NADA: información, sorpresa, diversión, etc. difícilmente volverá a recurrir a ella. Los CONTENIDOS relevantes no son otros que los que cuentan cosas de interés, lo hace de una manera atractiva y mantienen una línea editorial en el tiempo. Google es un robot que rastrea millones de sitios web y premia aquellos que presentan la información de una manera útil, válida, limpia y bien organizada. Cuantas veces nos encontramos con pymes que, por evitar el “gasto”, deciden gestionar ellos los contenidos a publicar. El responsable suele ser alguien con una actividad reducida o  un familiar del empresario. Los contenidos resultan siendo, en general, insustanciales y, sobre todo, poco constantes. Lo que en principio se decide por “ahorrar” termina siendo una absoluta PÉRDIDA DE OPORTUNIDADES y, por tanto de VENTAS. La comunicación online es /y cada vez más) una parte fundamental de la estrategia de marca. Es totalmente viable que se gestiones internamente, si se hace de una manera PROFESIONAL.
  • b) Creatividad. La saturación de la red es tal. También lo es la comunicación off line que, además de desarrollar contenidos de interés, relevantes, influye mucho la manera en que lo contamos. (Otra razón por la que el perfil de la persona que desarrolla estos contenidos debe ser profesional). Cuando escribimos en la red, lo hacemos para personas sentadas frente a una pantalla buscando algo relacionado con nuestra marca o producto. Podemos tener la suerte de que llegue a nosotros pero tiene millones de opciones esperando que cambie en su primer segundo de insatisfacción. Si somos capaces de que nuestra manera de contar adquiera una singularidad, no se limite a ser una redacción descriptiva fría y aburrida, es posible que mantengamos su interés y se quede con nosotros. También hay que decir que los sectores y/o temáticas marcan mucho el estilo que el receptor espera. Aunque, todos somos personas que esperamos disfrutar de nuestro tiempo de navegación.
  • c) Imágenes y videos. Sin duda, si no acompañamos las palabras por soportes visuales atractivos, perderemos con facilidad a nuestro receptor. Google, además premia a las marcas que utilizan buen material para su buen posicionamiento en buscadores. Con las imágenes y los videos, ocurre como con los textos. Cuantas veces hemos visto estructuras de websites bien realizadas que quedan “destrozadas” con su material gráfico. Por favor, pymes, una buena imagen, un buen video, vende a día de hoy, mucho más que muchos discursos comerciales convencionales.
  • d) Links. Por último, utilizar URL’s sencillas que salgan desde nuestra web y se dirijan a otras páginas u otros contenidos importantes aunque no sean nuestros, ayuda a que nos encuentren con mayor facilidad. Es un valor intrínseco de internet. La red de contenidos y contactos que no debemos despreciar en nuestra estrategia digital.

CONCLUSIONES POSICIONAMIENTO DE PYMES EN BUSCADORES

Pues es muy sencillo. La tecnología evoluciona. Las posibilidades y recursos con cada vez mayores y más increíbles. Pero, el funcionamiento del ser humano sigue siendo parecido. Nos movemos por nuestra emociones y si éstas son cautivadas, nos sentiremos vinculados a la marca que lo haya conseguido. Y, para conseguir cautivar en la red no queda otra que:

  • Contar cosas interesantes y reales (contar la verdad)
  • Hacerlo de una manera única, singular, personal, que nos identifique como marca.
  • Y, ser constantes en el tiempo. Los resultados no llegan (como en nada en la vida), de un día para otro. Es una labor en el tiempo que, si se mantiene, da sus frutos.

Muchas pymes con las que trabajamos han sido las primeras sorprendidas al comprobar el aumento de consultas y contactos al mantener una buena estrategia de marca. El siguiente capítulo es saber gestionar los resultados. Implica nuevos hábitos en la pyme pero, esto, es otro capítulo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *