Pymes & Redes Sociales

“Estar o no estar, ¿he ahí la cuestión?. Enredados en las redes.”

¿Están las pymes algo enrededadas en las redes? ¿Es absolutamente necesario, como empresa, estar presente en todos o, al menos, en alguno de estos canales? ¿Sirve para estrechar la relación con los clientes o potenciales? ¿Produce mayor atención en los grupos de interés a los que la empresa se quiere dirigir? ¿Un número importante de seguidores es sinónimo de éxito y eficacia del uso de las redes sociales? ¿Se vende más gracias a facebook o twitter?

Es evidente que las redes sociales, a pesar de su relativa juventud, han adquirido un lugar y un papel importante como vehículo de comunicación entre las personas. Pero esto no supone, necesariamente, que funcione igualmente para el uso comercial, para las empresas. En este ámbito participan otras cuestiones que hacen que pueda ser muy eficaz en unos casos y prescindible en otros. Facebook o twitter nacen con vocación de generar comunidades donde las personas puedan intercambiar conversaciones, opiniones, experiencias virtuales. Desde esta perspectiva, parece lógico que a cualquier empresa pueda interesar estar presente y activa en los canales digitales. Éstos permiten, de algún modo, “humanizar” marcas que todos conocemos y adquirimos como consumidores anónimos, generando, por vez primera una comunicación de tú a tú antes imposible. Ahora, podemos, con cierta facilidad, simplemente escribiendo, hablar, valorar, solicitar o cuestionar a esa marca. Ahora somos más parte de ella, porque nos dan acceso a informaciones e intereses de la misma que hasta ahora nos resultaban totalmente inaccesible. Nos permite ser algo más que “voyeurs”.

Entonces, la respuesta parece clara: es conveniente estar presente en facebook y twitter.

Sin embargo, pensemos en una pyme, de las que se compone el entramado empresarial español.

El síndrome “red social” se ha extendido como un virus. Se ha instalado tal obsesión por estar presente en todas partes, en todos los espacios digitales, que antes de pensar qué vamos a hacer y para qué vamos a utilizar las redes sociales, ya nos hemos dado de alta en todas. ¿Para qué? ¿Para que el icono de cada una de ellas aparezca en nuestra web?¿Pensamos que porque nos clicken muchos “me gusta” en la foto de Navidad de la empresa, hemos posicionado mejor nuestra compañía (léase el interesante artículo publicado en graffica “No sé lo que “Me gusta”?¿Porque creemos que si estamos en todo, se multiplican nuestras posibilidades de éxito? La práctica demuestra día a día, que esta actitud va en detrimento de las empresas. Normalmente, sus canales están inactivos o, a lo sumo, repiten contenidos de la web sin ninguna aportación. El tono es monótono, aburrido, transmitiendo un perfil de emisor poco innovador. El receptor se pregunta, ¿no tienen nada que contar?. Ojo, muy peligroso, porque puede que este sea realmente el problema.

Entonces, ¿Cómo y qué canales se deben utilizar como empresa?¿Respuesta? La de siempre: antes de hacer nada, también online, mejor pensar; analizar, definir la estrategia más conveniente y ejecutar las acciones que la favorezcan.

Fotografía©CABO DE MARCAS 2014
Pymes & Redes Sociales

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *