SERVICIOS. Thinking Room, tiempo para pensar

“Thinking Room. Bienvenidos a la terapia de branding”

Las marcas son mucho más que un logotipo. Son la representación tangible de un universo creado por personas. Y, como todos los universos, necesitan de un sistema de vida que les haga funcionar en equilibrio.Nuestro trabajo no es otro que conocer dicho universo para ayudar a poner en marcha su funcionamiento natural. Conseguido esto, entonces es cuando llega el momento de hacerlo crecer.

QUÉ ES “THINKING ROOM”

Podíamos haberlo llamado de mil maneras diferentes: en castellano, en inglés o en un idioma inventado. No es demasiado importante el nombre. Lo importante es cómo lo hacemos y, sobre todo, para qué lo hacemos.No es habitual que una pyme se ponga en disposición de búsqueda de una consultora de branding. En general, (esto es como la salud), la empresa siente que algo no va del todo bien, que su salud está afectada y necesita encontrar soluciones. Traducido en el idioma de la pyme: “necesita vender más”.

Este suele ser el principal motor para lanzarse a la búsqueda de un “no sé qué”. Y, como es de sentido común, no hay nada que se encauce sin un proceso de tiempo para diagnosticar, definir el tratamiento y dar un margen para de tiempo para empezar a obtener resultados. THINKING ROOM es el tiempo necesario para conversar y reflexionar, es decir, lo que equivale al análisis de la marca-empresa para poder establecer un diagnóstico. Este proceso se realiza entre nosotros, los profesionales del branding y la marca, las personas que la representan, las que hacen que esté viva y activa.

QUÉ SE HACE EN UN PROCESO DE THINKING ROOM

Hasta ahora, ¿suena a prospecto médico? 3 de esto cada 8 horas durante 6 meses y volver a evaluar…Nada más lejos de la realidad. En primer lugar y como requisito imprescindible:

– El proceso de THINKING ROOM para definir una estrategia debe implicar al 100% a los líderes de la marca-empresa.
– No hay manual genérico que se pueda aplicar a todos los casos por igual. Cada marca y cada empresa es un universo único y diferente. Hay conceptos y sistemas de análisis que nos pueden servir de guía pero cada recorrido es único.
El tiempo de reflexión que necesita cada marca es también diferente. Puede haber casos de 3 sesiones para poder empezar a aplicar un “tratamiento” y otros que necesiten de meses antes de poner ninguna acción en marcha.

CUESTIONES QUE SE ABORDAN PARA DEFINIR UNA ESTRATEGIA

Insisto. No hay hoja de ruta igual pero algunas cuestiones base aparecen en todos los procesos. Cuestiones del tipo:

– ¿Cuál es la singularidad de la marca?
– ¿Qué posicionamiento tiene?
– ¿Cuál es su ADN natural?
– ¿Hay un líder del proyecto?
– ¿Competencia?
– ¿Por qué nos compran?
– ¿Por qué no vendemos más?
– ¿Son adecuados nuestros canales de venta?
– ¿Qué hay de la presencia digital?
– ¿debemos exportar?
– Y más, mucho más…

CONCLUSIONES & ACCIONES DEL THINKING ROOM

Cuando se desarrolla este intenso y apasionante proceso, el resultado; el que nosotros realizamos, nada tiene que ver con un informe de 150 páginas con palabras que se entierran bajo el polvo de un cajón.

Las conclusiones de la reflexión de una marca se materializan en 4 Mapas Estratégicos:

1. Mapa Estratégico > Definición de la estrategia de la marca
2. Mapa de producto > Análisis y organización de la gama de producto
3. Mapa de Acciones > Definición de las acciones a acometer: online,  Offline…
4. Mapa de Canales de venta > Análisis del sistema de ventas. Definición de las acciones a realizar: nuevos canales, recursos a utilizar…

OBSERVAR. ANALIZAR. PENSAR. ACTUAR. En la trinchera, siempre en la trinchera.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *