Entradas

“Marcas de la casa” en San Sebastián

Primer Congreso de Diseño Gráfico en Donostia-San Sebastián

Ya venía siendo hora de que San Sebastián – Donostia fuera anfitriona de iniciativas vinculadas a las marcas, por extensión al branding y por entorno económico-social, a las marcas para pymes; eso sobre lo que nos gusta tanto hablar. Y es que los días 18, 19 y 20 de julio se va a celebrar el Primer Congreso de Diseño Gráfico en nuestra querida Donosti (Palacio de Miramar), que, por suerte y, (¿por qué no decirlo?), por gusto, se va a centrar en las “Marcas de Identidad Corporativa”.

La organización corre a cargo de Eduardo Herrera y Leire Fernández, profesores y doctores (entre otros menesteres) de la Facultad de Bellas Artes de la UPV y, sobre todo, grandes apasionados de las letras en el más amplio sentido de la palabra. Es tan de agradecer la iniciativa y el esfuerzo que dedican a potenciar y mejorar la gráfica de nuestro entorno que podremos pasar por alto que son de Bilbao…Es broma, por supuesto. Gracias a ambos y a los patrocinadores por conseguir hacer el primer hueco para hablar de marcas de nuestro entorno, que casi siempre, están vinculadas a las pymes, lo que supone interesantes particularidades a la hora de enfrentar los proyectos.

El programa cuenta con ponentes de la talla de Joan Costa (del que una servidora tuvo el privilegio de ser alumna), Emilio Gil o Enric Jardí, entro otros que nos hablarán mucho sobre marcas, gráfica y el futuro de ambas.

Además existe la oportunidad de realizar Comunicaciones para lo que el comité organizador está abierto a recibirlas. Puedes informarte si es de tu interés.

Tenemos la suerte de poder decir que Cabo de Marcas ha sido invitada a ofrecer una de las ponencias dentro del apartado “Marcas de la casa” donde se expondrán trabajos de diseño de marcas gráficas realizados por estudios profesionales de Donostia/San Sebastián como aportación específica del Congreso al fomento de la creatividad e innovación dentro del programa cultural «Donostia/San Sebastián 2016 Capital Europea de la Cultura».

cabo-de-marcas-congreso

Welcome 2016

“The end and the beginning “

Oficialmente, damos por finalizada la Navidad 2015-2016. ¿Ya era hora verdad? Bueno, todo, según se mire. En esto de practicar el tiempo libre, cada uno tiene sus propias “cadaunadas“. Los hay que aprovechan los minutos para repasar, reorganizar y recapitular lo que ha quedado pendiente. Otros (entre los que me incluyo), hacen todo lo contrario. Vaciado, reset, reinicio… Después de meses en el que el ritmo ha ido in crescendo y se termina con la sensación de haberlo dado todo, ¡qué necesidad de dar al pause para poder recargar-se!

Es en estos días cuando se levanta la vista y se absorbe. Personas, calle, sitios,…todo lo que en realidad da fundamento a la vida del día a día y lo que enseña mucho, pero mucho de branding. Porque en esto del branding, sea para los grandes o para las pymes, si no entendemos a las personas, poco tenemos para hacer.

En las calles de Donostia-San Sebastián se respira, además del aire de mar, todo lo que el año cultural de la ciudad va a implicar en nuestras vidas cotidianas. Algo que, seguro, va a hacer de San Sebastián-Donostia más marca y, en positivo. ¡Qué gusto!¡Qué orgullo!

Comenzamos el 2016. Fiesta o no fiesta, cada día es parte de nuestras vidas, ésas que se pasan volando y en las que sí o sí, todos ¡somos la leche!

Tiempo de balances

“Se acaba el año pero el camino sigue”

Se acaba el año. Días en los que nuestra cabeza, irremediablemente entra en “modo balance”. Balances económicos (¿cómo no?), espirituales, familiares…Este mundo lo hemos montado así. Parece que necesitamos trazar una frontera en algún lugar de nuestro tiempo que nos permita “RE-COMENZAR”. Y, claro, yo, nosotros no nos escapamos. Llevamos un intensísimo año de TODO. Y digo de TODO. A pesar de las corrientes sociales, en nuestro caso, lo de poner fronteras lo llevamos bastante mal. TODO significa para nosotros la VIDA. Hemos trabajado mucho, mucho, mucho y, sobre todo con ganas y toneladas de ilusión. Hemos practicado eso que erróneamente denominan conciliación familiar, CON nuestros niños, nuestros padres, nuestros hermanos, nuestras parejas, nuestros amigos, (¿dónde quedó el tiempo de uno mismo?). Hemos viajado porque AMAMOS (con mayúsculas) viajar y robar fragmentos de otros lugares. Y, hasta hemos hecho un super-máster (de esta moda no nos hemos escapado). Uf, ahora que lo pienso, estoy agotada.

Y todo esto me ha venido a la cabeza porque llevamos semanas queriendo preparar la presentación en web de los proyectos realizados en los últimos meses. Presentaciones que nos gusta hacer con mimo y superarlas en cada nueva ocasión. Este hecho me lleva martilleando la cabeza desde hace tiempo porque parece que si no enseñamos nada, nada estamos haciendo. Ya, ya.

Tenemos mucho para enseñar pero sobre todo, tenemos mucho que aprender. Esta es mi conclusión en el 2015, mi balance personal.

Trabajamos haciendo branding para pymes y estamos en San Sebastián – Donostia. Ya lo hemos dicho en varias ocasiones. Lo del branding suena como a glamour y exquisitez; a grandes marcas, vamos. Pero nosotros elegimos la PYME porque ahí nos encontramos en un territorio en el que las personas tampoco saben mucho de marcar fronteras entre lo que viven, hacen, sienten…Sus proyectos de empresa, se entremezclan peligrosamente con sus vidas y sus familias. Esto del branding, en general, les asusta y cuanto más avanzamos en nuestro recorrido como consultora de branding, más conscientes somos del grado de confianza que nos ofrecen. Confían en que les vamos a ayudar y eso es lo que entienden que significa BRANDING. Y, es en esa confianza cuando de manera inconsciente las pymes, las personas que las componen, se van impregnando progresivamente de una manera de hacer, de verse, de valorarse y, por tanto, CREANDO la identidad de su marca en el más amplio sentido de la palabra.

Es un proceso emocionante que no tiene fin y del que nos gusta formar parte.

Tenemos muchas cosas para enseñar (próximamente en nuestro portfolio) pero sobre todo, muchas para aprender. Ya ves, quería simplemente decir que pronto publicaremos nuestros últimos proyectos de los que nos sentimos muy orgullosos y termino diciendo que nuestro mejor proyecto es el recorrido que hacemos con nuestros valientes acompañantes, ese que no se ve en la foto pero que deja huella, ¡vaya que si deja!

¡Feliz y justo balance!

Photographed by ©Cabo de Marcas 2015

Cabo-de-Marcas-branding-2015-4

Marcas. Navidad. Regalos.

“Rendidos a las marcas y sus condiciones”

La Navidad en el siglo XXI es sinónimo de consumo. El espíritu lo alimentamos con galas y regalos además del buen acopio de cosas ricas que nos metemos en el cuerpo como si de la “última cena” se tratara. Es un sabroso y perfecto momento para las marcas de consumo. Ropa, juguetes, joyas, libros…. tienen, en pocos días, la oportunidad de hacer su propio agosto. Y lo ponen todo tan bonito que, a la oportunidad de regalar aquello que necesitamos, sumamos una, dos, o mejor tres cosas más que no necesitamos.

Nos rendimos a las marcas. Y, en esa batalla, éstas, a sabiendas de que sí o sí estaremos ahí, establecen sus condiciones.

Hace unos días comprobé que Decathlon se suma a otras grandes marcas en la iniciativa de no ofrecer papel de regalo para sus clientes. Ahora lo venden.

Bien. El proceso ha pasado de, primero empaquetar regalos el personal de la marca, a habilitar una mesa con rollos de papel donde los consumidores, a empujones, nos batíamos por las tijeras o por un simple hueco en la mesa a tener que comprar dicho papel y “wrap yourself” en tu casita, majo…

En fin. Como digo, otras marcas de gran consumo como los hipermercados han optado por vender las bolsas de plástico u otras reutilizables, según enuncian, para preservar el medio ambiente y, deduzco que el mismo razonamiento darán marcas como Decathlon, respecto al papel regalo.

Ya. No sé, pero no me lo creo del todo. Me planteo 2 cosas.

SOMOS ECOLÓGICOS
Si tan ecológicos somos, y lo que quieren las marcas es practicar con el ejemplo haciendo un uso sostenible del papel y del plástico, ¿por qué no plantean propuestas alternativas que no sean VENDER al consumidor sus bolsas o papeles de regalo? No sé, se me ocurre, por ejemplo, ofrecer durante periodos extraordinarios como la Navidad, un papel reciclado especialmente fabricado para el momento en un espacio donde se informe cuánto se ahorra, ecológicamente hablando; o bien, propuestas de presentación de regalo que supongan menos cantidad de papel…Para las bolsas, premiar a los clientes que traigan las suyas propias y enunciarlo en paralelo con el beneficio ecológico.

¿NO SERÁ QUE LAS MARCAS AHORRAN/GANAN MÁS?
Seguro que en estas grandes cadenas hay muchos señores con gafas que están todo el día haciendo números para poder cuadrar los porcentajes de ganancias establecidos cada año y se han dado cuenta que eliminando el papel/las bolsas, cobrando por ellos, las cuentas salen mejor. No es que quiera acusarles de deshonestos pero ¿no huele un poquito a eso?

¿Y EL PEQUEÑO COMERCIO?
Frente a estos monstruos del consumo en el que todos, sí o sí, entramos. Es demasiado atractivo, práctico y ajustado de precio como para evitarlo, están tantos y tantos comercios pequeños y no tan pequeños que para poder cerrar una venta, tienen que ayudar al consumidor, hacerle sentir bien, argumentar las ventajas de cada producto, sacar media tienda…y, por supuesto, hacer un precioso y maravilloso paquete de regalo que, además, lo más probable es que vaya dentro de una bolsa.

Cierto. La vida es injusta.

Photographed by ©CabodeMarcas 2015

Cabo-de-Marcas-branding-2015-3-

Vida más allá del branding…

“Cuesta irse y cuesta volver”

Somos esclavos de nuestras rutinas. Son las que nos ordenan el día a día, las que permiten que seamos productivos y eficaces en ésta que llaman, sociedad moderna. Muchas veces mencionamos lo latoso que resulta seguirlas a rajatabla, pero ahí estamos día a día, cumpliendo.

Es como un tren que va en marcha. Llegamos a muchas cosas pero no apreciamos el detalle de lo que ocurre en el camino. Por eso se habla de “frenar” en las vacaciones porque de golpe nos dedicamos a hacer lo contrario del resto del año. Disponemos de los minutos que queramos para hacer lo que queramos. Y entonces, tenemos que reeducar a nuestro ojo y a nuestra mente para que sean capaces de ser eficaces, también de vacaciones, fuera de la “normalidad”.

Este es, quizás, uno de nuestros “problemas estratégicos”. Deberíamos darnos cuenta que nuestra “normalidad” es todo lo cotidiana y repetitiva que queramos que sea. Si limitamos nuestra excepcionalidad a los 15/20 días de asueto que nos depara el calendario, no me atrevo a hacer la multiplicación de la media de días excepcionales que disfrutamos en nuestra vida. Me dan escalofríos sólo de pensarlo. ¿Es mi vida tan vulgar como ese simple cálculo matemático arroja?

¡NO! Me niego. Llevo una vida “socialmente correcta” pero es mía y única. Ayer, hoy y mañana y ese es el poder más grande que yo tengo. Hacerla especial.

Y sí, sí, para las empresas es lo mismo. El día a día absorbe tantas veces la capacidad de ver la singularidad de cada caso…Pero existe y, buscarlo, encontrarlo y vivirlo, es lo que hace que las personas que forman parte de un proyecto se sientan especiales también en el trabajo.

¡¡Bienvenidos al nuevo y excepcional curso 2015-16!!

Fotografía ©CabodeMarcas 2015

CabodeMarcas_Branding_SanSebastian

 

3 Preguntas sobre Branding #Vlog

“Videoblog de Branding para pymes”

¡Otro estreno! Esta vez, os presentamos nuestro VIDEOBLOG (#Vlog #Branding) sobre Branding (especialmente para pymes) que hemos puesto en marcha recientemente

Queremos contaros cosas que atañen a la realidad de la pyme. Somos conscientes de la gran tarea que desarrollan estas empresas y lo difícil que es abarcar todos los ámbitos necesarios para hacer de las mismas, proyectos rentables. Por este motivo, hemos decidido contar lo que sabemos sobre temas relacionados con branding, con nuestro día a día, con al gestión de marca, etc. Iremos volcando videos en nuestro canal de youtube y presentándolos a través de las newsletters y/o blog.

Y, por supuesto, estamos abiertos a responder a las cuestiones, dudas o comentarios que puedan surgir o ser de interés. Para poder realizar comentarios, se puede escribir en youtube, el blog o simplemente enviarnos un mail a nuestra dirección cdm@cabodemarcas.com

Es importante que sepáis que nuestros comentarios no son “palabra de Dios”. Son eso, nuestras opiniones surgidas de la reflexión y la experiencia del trabajo diario.

Branding en San Sebastián

“Hacemos Branding. Somos Donosti”

Estamos tan contentos de haber estrenado nuestra nueva web que no desaprovechamos ninguna oportunidad de volver a mencionarlo.

El tiempo se encargará de decirnos cuando ya está requeteestrenada y dejaremos de dar la pelmada con ello pero, ha costado tanto poder tener tiempo para ordenar un poquito nuestra presentación, darle forma a nuestro sitio para hablar de branding en San Sebastián…. Sí, estamos orgullosos de ser branders de provincias.

Ejercemos el branding en todas aquellas empresas que son denominadas pymes (bastante feo el naming por cierto). Empresas medianas, dicen. No tengo muy claro a qué denominan mediana porque, en mi opinión, todo aquel capaz de crear y mantener una empresa en este país y en este momento, es un GRANDE. Muchas de ellas empresas familiares, con lo bueno y lo malo del caso; empresarios que se han hecho a sí mismos y ahora, en edades maduras les toca aprender de economía digital, comunicación bidireccional, estrategias, marcas, y un largo etcétera que, ahora que lo pienso y, una vez escrito, me hace comprenderles un poco mejor en sus momentos de incertidumbre y ansiedad.

A lo que voy, hacemos branding en San Sebastián, que no quiere decir que no salgamos de nuestra ilustre ciudad, sino que nos sentimos orgullosos de pertenecer a ella y de lo que uno se siente orgulloso, debe decirlo.
No es Madrid, ni Barcelona, ni siquiera es Bilbao. Ni falta que hace, es San Sebastián – Donostia. De belleza natural, abraza el mar con coquetería. Durante años, ha destacado por esa majestuosidad innata que la convirtió en atractiva para príncipes y reyes, españoles y franceses. Se come bien, se bebe mejor y se pasea con facilidad.

Aquí, en San Sebastián han ocurrido muchas cosas y ahora, mirando más allá de la isla de Santa Clara, rumbo norte, se percibe que muchas están por ocurrir. Cultura, negocio, investigación, más gastronomía, y, ¿por qué no? empresas, emprendedores y marcas. En San Sebastián – Donostia y todos los territorios colindantes, también hay negocios. Y nosotros estamos aquí para contarlo.

Este es el comienzo de muchas historias de branding y San Sebastián.

Cabo-de-Marcas-Branding-San-Sebastian

Don’t read! Watch us!

“Videoblog de Branding, ¡en San Sebastián!”

Este mes estamos de estreno. Por un lado nuestra nueva web que habla de branding, branding para pyme, branding en San Sebastián y proyectos sobre branding que venimos realizando en los últimos tiempos. O sea, branding, branding, branding,…que suena muy sofisticado y avanzado pero nosotros estamos en el branding de trincheras. Metidos hasta arriba, disfrutando y sufriendo con nuestros clientes, las pymes de este país, pilares de su economía.

Bien pues seguimos con nuestros estrenos y ahora le toca a nuestra nueva sección de VIDEOBLOG (#Vlog) que en nuestro caso, ¡cómo no!, va sobre #branding desde San Sebastián. ¿Qué vamos a contar en nuestros videos? Pues vamos a hablar de branding desde una perspectiva cercana, terrenal para que nos demos cuenta cómo, sin casi percibirlo, el mercado se rige según normas de marca, de estrategia. Y, nos encanta. Y, consumimos. Branding power.

Esperamos que sea un formato que resulte divertido e interesante de contenidos. Por supuesto, estamos abiertos a comentarios, preguntas, críticas y propuestas de contenidos sobre los que podamos dar nuestro punto de vista.

Por cierto, nuestro hashtag para twitter y facebook será #vlog #branding para que los localicéis con facilidad.

Branders desconocidos

“Branding, ¿negocio o pasión?”

Suena el despertador. Son las siete. Por el rabillo del ojo intuyo que hoy también llueve. No es una novedad pero siempre es más latoso conducir bajo el aguacero. En fin, ducha para despejarse y un café intenso reactiva la cabeza. Aunque, a decir, verdad, no es muy necesario. Llevo días sin poder evitar estar constantemente pensando sobre la visita de hoy. No es temor, ni siquiera dificultad en apreciar los pasos idóneos a realizar en el proyecto que iniciamos hace unos meses con esta empresa. Tampoco quiero decir que sea coser y cantar; simplemente que estudiando la trayectoria de la firma, el estado actual de la misma, sus capacidades y el potencial de sus productos y servicios en la realidad del mercado actual, sé que se podría acometer la estrategia que hemos planteado, eso sí, con esfuerzo, tesón y constancia. Y, ahí está el dilema, en la capacidad de la empresa, es decir, de sus integrantes, de las personas, de comprender qué significan estas tres palabras claves.

Markel se ha despertado. Su repetida llamada, me saca de mis pensamientos. No puedo dejar de sentir una punzada de culpabilidad por no haberle escuchado y atendido desde su primer lamento. Me ocurre en ocasiones. Sé que soy así. Me sumerjo en los pensamientos que me abstraen en ese momento y desconecto involuntariamente de la realidad que me rodea. Ya me dice ella, “el trabajo en horas de trabajo”. Pero es que si fuera trabajo al uso, no estaría ahí.

Conocer las empresas es una aventura. Observar cómo funcionan, por qué nacieron y por qué siguen vivas, es intentar comprender el comportamiento humano. Especialmente en las pequeñas o medianas empresas (las pymes) cuyo origen habitualmente familiar, ofrece características todavía más particulares, más humanas, si cabe. Ser partícipe de ellas durante los procesos de cambio, se convierte en la mayoría de los casos en gestas heroicas.

La empresa refleja con absoluta transparencia la cultura de un entorno, sus códigos de funcionamiento y una cualidad universal, la resistencia constante (en mayor o menor grado), al CAMBIO.

Ya he pasado los 40 y son muchos los años de trabajo, aprendizaje, esfuerzo, ilusión, también por qué no decirlo, desilusión. Ultimamente, me pregunto demasiadas veces qué me hace seguir este camino. Si es ya es difícil asimilar en uno mismo los procesos de cambio y tomar decisiones al respecto, hacerlo con colectivos de diferentes ámbitos, actividades, etc. parece misión imposible.

Pero no puedo evitarlo. Mi espíritu me empuja a CONSTRUIR con mayúsculas. Cuando entro en una nueva empresa, me propone una aventura; de manera, casi inmediata, mi cabeza comienza a registrar datos, comportamientos, visualizar oportunidades y caminos para materializarlas. Evolución, experimentación, emoción. El tiempo, es decir, la experiencia, me ha enseñado a añadir dentro de estas valoraciones, la de saber dónde es más factible acometer la acción. Porque sí, al igual que ocurre con las personas, hay empresas que nunca divisarán sus posibilidades reales de crecimiento o mejora y esto, resulta frustrante.

Afortunadamente, el mundo es grande y diverso. Sé que la reunión de hoy es importante. Llevamos meses trabajando con esta compañía que, sin darse cuenta y a pesar de las iniciales reticencias, ya caminan sobre un camino nuevo, juntos (unos días más que otros) y han comenzado a apreciar resultados, también económicos, aunque curiosamente los que más les motivan son los que reflejan que sus receptores aprecian más la empresa que antes. La reunión de hoy es importante pero, en realidad, no lo es en absoluto. La experiencia me ha enseñado que no sirve de mucho que el resultado sea aparentemente óptimo, es decir, que se acepten las propuestas presentadas si, en realidad, no creen en ellas. Lo que sí es importante, es que tanto yo como los que trabajan conmigo, sigamos manteniendo el mismo grado de compromiso e ilusión con nuestro hacer, creyendo firmemente en ello.

Y, ahora, lo primero, es lo primero. Markel me quiere contar su sueño de esta noche.

Cabo de Marcas