Entradas

La singularidad de las marcas

La singularidad de las marcas en la pyme.

Marcas singulares = Marcas competitivas

¿Qué hace que una marca (de una pyme) sea singular?

No vamos a detenernos en definir qué significa singularidad. Hay conceptos que están implantados en nuestra percepción desde que somos bien pequeños. Muchos parámetros educativos y sociales construyen los valores de lo que SINGULAR significar para cada uno de nosotros.
En el ámbito de las marcas, ¿qué hace que percibamos un marca como diferente, como especial?. ¿Su logo? ¿Su producto? ¿Las personas que la representan? Todo esto sí y todo esto no.

¿No hay marcas reconocidas y exitosas en el mercado con un logo horroroso? Puedo asegurar que las hay (véase, con respeto, Leche Pascual o Golosinas Miguelañez). Lo mismo ocurre con el producto. Hay marcas que ofrecen producto de dudosa calidad (McDonald’s) pero que se han hecho un hueco en el mercado e incluso se encuentran en la parte alta de la pirámide. Sí, sí.

Singularidad en la pyme

Pensemos en la PYME. Empresas medianas y pequeñas que luchan por sobrevivir en el duro mercado local y global en sectores de lo más diverso (industrial, gastronómico, hábitat…) en el que, muchas veces, el receptor no es el cliente final, es decir, no son fabricantes de productos destinados a todos y todas. Empresas cuyo nacimiento y crecimiento no ha venido determinado por una profunda reflexión estratégica que ha determinado cuál va a ser su diferenciación, su particularidad para conseguir estar, al menos, en segunda línea de parrilla.

Más bien al contrario. Han nacido y crecido porque han tenido trabajo y ahora, en 2016, siglo XXI, la vida les plantea la gran pregunta: ¿qué hace que seas diferente a los demás? Y, el susto lleva, casi siempre, a mirar al de al lado (o sea, a la competencia) y querer ser como aquel, porque pensamos que “ellos sí que son diferentes…mejor distribución, más recursos, más barato…, o por lo menos, sabemos que venden más” Ajjjrh!!! Qué rabia da. ¿Por qué ellos y no nosotros?

Pues como en la vida misma (¡cuántas veces decimos que en esto del branding hay que mirar mucho a la vida!), ni ellos – la competencia – son tan excepcionales, ni nosotros tan vulgares. Pero, sí, es ejercicio obligado el buscar nuestra singularidad. ¿Cómo se hace?

– Busca la frase que describa tu marca, empresa y producto o servicio.
– Busca otra frase (y esta es la clave) que defina la singularidad de tu marca, empresa y producto o servicio. Eso que nos hace sentirnos únicos, que nos hace sentirnos diferentes. Y NO. No vale decir “somos más baratos o trabajamos con más calidad”, aunque sea verdad.
¡Ojo! Frase. No puede ser una biblia. Si no somos capaces de sintetizarlo en pocas palabras significa que estamos pelín desorientados y toca hacer un poco de esfuerzo en “ordenar” nuestra realidad.
Suele ayudar mucho en esta simple práctica que la pregunta nos la hagamos a nosotros mismos además de a nuestros empleados, clientes, e incluso a aquellos clientes perdidos o no ganados.

Es probable que en la construcción de estas respuestas, vayamos recabando conceptos que se repitan y que se relacionen directamente con la definición de nuestros valores. Esos que hace que un número de receptores sintonicen con nuestro espacio de marca. Es curioso, pero este ejercicio aporta respuestas en ocasiones desconocidas para los empresarios. Estos VALORES son la base de la PROPUESTA CREÍBLE y SOSTENIBLE en el tiempo de nuestra estrategia, de nuestro negocio.

Fácil de decir, ¿Verdad? Pues en ocasiones (más de lo que imaginamos) ocurre que las respuestas nos dejen la sensación (o certeza) de que no disponemos de una diferenciación o singularidad potente en nuestro mercado. Ok. Puede ser y hasta es posible que la empresa sobreviva pero, ¿de qué manera? y, ¿hasta cuándo? No es casualidad que esa falta de definición empuje hoy, febrero de 2016 a tantas y tantas pymes a intentar descifrar el enigma de su singularidad.

Para ello, debemos:

– Estudiar nuestras capacidades en profundidad.
– Estudiar qué ofrecemos y si existen franjas de mercado en las que encajen nuestros ofrecimientos.
– Y comenzar el encaje de bolillos. Si, como pymes, somos capaces de encontrar una necesidad en el mercado que podemos satisfacer con nuestros productos y servicios, entonces, deberemos RE-ORGANIZAR TODO en nuestra compañía para orientarla hacia ese objetivo. Y, cuando decimos TODO, es TODO: procesos, personal, logística, …COMUNICACIÓN.

“TODO” cuesta mucho. Lo sabemos. Las obligaciones y la cotidianidad apremian y se imponen. Sin embargo, los procesos de cambio deben y pueden realizarse de manera natural, progresiva. Podemos elegir:

1. Seguimos como estamos hasta donde lleguemos o
2. Pensamos, pensamos y pensamos (¿Thinking Room con Cabo de Marcas?) para descubrir quiénes somos y qué hacemos bien y ponemos rumbo, ¡hasta el infinito y más allá!

Puedes ver nuestro VLOG sobre BRANDING y suscribirte a nuestro canal en Youtube donde también comentamos “La singularidad de las marcas“.

 

Branding Industrial en el siglo XXI

RCC Industrial Solutions.
“Una nueva manera de comunicar en el sector industrial “

RCC Industrial Solutions es un ejemplo de estos proyectos en los que te involucras de tal manera que lo haces tan tuyo como lo es del cliente. Cierto. Hemos tenido la suerte de trabajar el proyecto desde la génesis, diseñando la estrategia de la marca al mismo tiempo que se establecían los pilares del negocio. Y además, siendo dentro del sector industrial. Para conocer la magnitud y forma del proyecto, puedes visitar el link del portafolio. En este post, quisiera incidir y profundizar precisamente en el sector, el industrial, y su relación con la gestión de la marca, el branding o incluso, la estrategia.

Somos de Donostia – San Sebastián y nos dedicamos al branding; especialmente para pymes. Un entorno, el de Gipuzkoa – País Vasco, en el que, por tradición, uno de los principales motores económicos es el industrial. Años y años dedicados a diferentes ámbitos de la industria en la que la estrategia era clara: trabajar. Y ha funcionado. Pero, estamos en el siglo XXI y las cosas han cambiado:

– El mercado industrial ha pasado de ser local a ser global. Ahora se compite con todo el mundo.
– La diferenciación, también en la industria es, cada día más difícil.
– Nuestro receptor es “el de siempre” y otros, mucho más lejanos y desconocidos que se informan a través de la red de nuestros productos y servicios.

Con este panorama, las empresas del sector industrial, se encuentran obligadas a “mirar” y “mirarse” de una manera diferente. El trato industrial de tú a tú, se mantiene pero combinado con otras fórmulas de relación en las que la fidelización es más insegura y tiene que venir avalada por el siempre presente, “saber-hacer” pero también, saber transmitir porque, yo, receptor y buscador de soluciones industriales en el mercado, necesito encontrar respuestas contra-reloj y, por tanto, no puedo evaluar, una a una, todas las opciones existentes.

 

rcc-branding-industrial-6

 

Ahora, la MARCA, la COMUNICACIÓN, la ESTRATEGIA, en definitiva el BRANDING en el sector industrial es un ingrediente imprescindible en la gestión de la empresa.

Si quieres conocer la realidad del proyecto en al actualidad, visita la web de RCC Industrial Solutions

rcc-branding-industrial-7

CDM-RCC_Web_Responsive

Marcas. Navidad. Regalos.

“Rendidos a las marcas y sus condiciones”

La Navidad en el siglo XXI es sinónimo de consumo. El espíritu lo alimentamos con galas y regalos además del buen acopio de cosas ricas que nos metemos en el cuerpo como si de la “última cena” se tratara. Es un sabroso y perfecto momento para las marcas de consumo. Ropa, juguetes, joyas, libros…. tienen, en pocos días, la oportunidad de hacer su propio agosto. Y lo ponen todo tan bonito que, a la oportunidad de regalar aquello que necesitamos, sumamos una, dos, o mejor tres cosas más que no necesitamos.

Nos rendimos a las marcas. Y, en esa batalla, éstas, a sabiendas de que sí o sí estaremos ahí, establecen sus condiciones.

Hace unos días comprobé que Decathlon se suma a otras grandes marcas en la iniciativa de no ofrecer papel de regalo para sus clientes. Ahora lo venden.

Bien. El proceso ha pasado de, primero empaquetar regalos el personal de la marca, a habilitar una mesa con rollos de papel donde los consumidores, a empujones, nos batíamos por las tijeras o por un simple hueco en la mesa a tener que comprar dicho papel y “wrap yourself” en tu casita, majo…

En fin. Como digo, otras marcas de gran consumo como los hipermercados han optado por vender las bolsas de plástico u otras reutilizables, según enuncian, para preservar el medio ambiente y, deduzco que el mismo razonamiento darán marcas como Decathlon, respecto al papel regalo.

Ya. No sé, pero no me lo creo del todo. Me planteo 2 cosas.

SOMOS ECOLÓGICOS
Si tan ecológicos somos, y lo que quieren las marcas es practicar con el ejemplo haciendo un uso sostenible del papel y del plástico, ¿por qué no plantean propuestas alternativas que no sean VENDER al consumidor sus bolsas o papeles de regalo? No sé, se me ocurre, por ejemplo, ofrecer durante periodos extraordinarios como la Navidad, un papel reciclado especialmente fabricado para el momento en un espacio donde se informe cuánto se ahorra, ecológicamente hablando; o bien, propuestas de presentación de regalo que supongan menos cantidad de papel…Para las bolsas, premiar a los clientes que traigan las suyas propias y enunciarlo en paralelo con el beneficio ecológico.

¿NO SERÁ QUE LAS MARCAS AHORRAN/GANAN MÁS?
Seguro que en estas grandes cadenas hay muchos señores con gafas que están todo el día haciendo números para poder cuadrar los porcentajes de ganancias establecidos cada año y se han dado cuenta que eliminando el papel/las bolsas, cobrando por ellos, las cuentas salen mejor. No es que quiera acusarles de deshonestos pero ¿no huele un poquito a eso?

¿Y EL PEQUEÑO COMERCIO?
Frente a estos monstruos del consumo en el que todos, sí o sí, entramos. Es demasiado atractivo, práctico y ajustado de precio como para evitarlo, están tantos y tantos comercios pequeños y no tan pequeños que para poder cerrar una venta, tienen que ayudar al consumidor, hacerle sentir bien, argumentar las ventajas de cada producto, sacar media tienda…y, por supuesto, hacer un precioso y maravilloso paquete de regalo que, además, lo más probable es que vaya dentro de una bolsa.

Cierto. La vida es injusta.

Photographed by ©CabodeMarcas 2015

Cabo-de-Marcas-branding-2015-3-

La salud del branding en España

“Informe 2014 realizado por AEBRAND & ESADE Brand Institute”

Acabamos de recibir unidades impresas del informe 2014 “La salud del branding en España”, realizado, como enunciamos por AEBRAND Asociación Española de Empresas de Branding, a la que tenemos el gusto de pertenecer, en colaboración con ESADE Brand Institute. El estudio actúa a modo de barómetro del nivel en que se encuentra el estado de la práctica del branding en nuestro país y, sobre todo, que actúe como dinamizador para dar mayor solidez a su implantación en las estrategias de las empresas españolas.

A fin de cuentas, nos encontramos en un momento coyuntural con necesidad de nuevos enfoques, en los que el branding, en este momento , más que nunca, adquiere mayor eficacia y espacio. Pero para que sea real y natural su práctica en las políticas de gestión de marca de las empresas (pymes incluidas), debemos realizar un constante ejercicio de formación / información y esta herramienta es una buena plataforma para ello.

Un camino a recorrer por todos: branders, empresas, sociedad…. Nuevos modelos de gestión que, suena muy bien decirlo pero que implica tanto esfuerzo como recompensa.

Pero antes, un necesario descanso vacacional…pronto.

Fotografía©CABO DE MARCAS 2014

IMG_5475A

Items de portfolio