Entradas

Marcas y lugares. Más sobre singularidad

La singularidad natural de la marca Biarritz

El pasado día hablábamos sobre cómo buscar la singularidad de las marcas. Cierto que enunciar y comprender el mensaje es sencillo, pero que cuando nos ponemos manos a la obra intentando descifrar nuestra parámetros diferenciadores, los que van a servirnos para establecer la estrategia de nuestra marca…, ¡ay, señor!, entonces es otro cantar. Y es que nuestra singularidad como marca, esa verdad que nos permite construir una propuesta de valor creíble y sostenible en el tiempo es tan nuestra, está tan dentro de nuestra esencia que, muchas veces, no la vemos.

Es parecido en la vida de cada persona (otra vez la vida). ¿no nos pasamos parte de nuestro recorrido personal buscando qué somos y/o qué queremos ser? Bueno, bueno, no me voy a poner trascendental y menos en plan formato auto-ayuda que ya hay mucho de eso y nosotros, si presumimos de algo es de trabajar en las “trincheras” con nuestros clientes, no de sacar la varita mágica.

A lo que iba. El domingo aprovechando que la lluvia nos daba un descanso, recorría plácidamente las calles de la hermosa Biarritz. Punto emblemático de la costa vasca francesa, cuya singularidad se ha ido forjando a lo largo del tiempo y que a día de hoy, cualquier rincón o detalle del lugar ofrece de manera natural e inconsciente. La arquitectura, las calles, las personas, las puertas , el mercado, o elementos significativos como este escaparate (fotografía adjunta) de una librería en la que, sí, sí, hay un cartel que pone Biarritz pero es que cualquier detalle de la misma está hablando de lo que ser y estar en Biarritz supone: la gráfica del cartel, la del cristal, la foto del perrito, el desorden “vintage” que se apreciaba en el interior…fantástica librería.

Se puede amar u odiar un lugar pero que nunca te deje indiferente y esto es lo que debe ocurrir con las marcas. Cuando una marca pasa desapercibida puede deberse a muchas razones pero una importante que con seguridad está presente es que resulta anodina para los receptores. No la ven.

Biarritz, me parece un ejemplo ideal para hablar de un lugar como marca y, sobre todo, de la identidad natural que toda marca debe rescatar y comunicar.

Photographed by ©Cabo de Marcas 2016. Si quieres ver más fotos de Biarritz, visita nuestro canal en INSTAGRAM pinchando aquí

Cabo-de-Marcas-Biarritz

Cabo-de-Marcas-Biarritz-2