Vida más allá del branding…

“Cuesta irse y cuesta volver”

Somos esclavos de nuestras rutinas. Son las que nos ordenan el día a día, las que permiten que seamos productivos y eficaces en ésta que llaman, sociedad moderna. Muchas veces mencionamos lo latoso que resulta seguirlas a rajatabla, pero ahí estamos día a día, cumpliendo.

Es como un tren que va en marcha. Llegamos a muchas cosas pero no apreciamos el detalle de lo que ocurre en el camino. Por eso se habla de “frenar” en las vacaciones porque de golpe nos dedicamos a hacer lo contrario del resto del año. Disponemos de los minutos que queramos para hacer lo que queramos. Y entonces, tenemos que reeducar a nuestro ojo y a nuestra mente para que sean capaces de ser eficaces, también de vacaciones, fuera de la “normalidad”.

Este es, quizás, uno de nuestros “problemas estratégicos”. Deberíamos darnos cuenta que nuestra “normalidad” es todo lo cotidiana y repetitiva que queramos que sea. Si limitamos nuestra excepcionalidad a los 15/20 días de asueto que nos depara el calendario, no me atrevo a hacer la multiplicación de la media de días excepcionales que disfrutamos en nuestra vida. Me dan escalofríos sólo de pensarlo. ¿Es mi vida tan vulgar como ese simple cálculo matemático arroja?

¡NO! Me niego. Llevo una vida “socialmente correcta” pero es mía y única. Ayer, hoy y mañana y ese es el poder más grande que yo tengo. Hacerla especial.

Y sí, sí, para las empresas es lo mismo. El día a día absorbe tantas veces la capacidad de ver la singularidad de cada caso…Pero existe y, buscarlo, encontrarlo y vivirlo, es lo que hace que las personas que forman parte de un proyecto se sientan especiales también en el trabajo.

¡¡Bienvenidos al nuevo y excepcional curso 2015-16!!

Fotografía ©CabodeMarcas 2015

CabodeMarcas_Branding_SanSebastian

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *