Vida virtual vs. Vida real

“Reflexiones de lunes”

Acabo de terminar de leer uno múltiples artículos que recibo cada día acerca de Comunicación, Marketing, Estrategia, y, ¡cómo no!, el tema estrella: internet. En internet está todo. En internet estamos TODOS y ahora ya hacemos CASI TODO en el llamado mundo virtual. En internet observamos sin que seamos vistos, en internet compramos comparando calidades, precios, servicio, etc. sin movernos de nuestra silla, en internet nos relacionamos con amigos, familia, desconocidos,…A estas alturas, nos hemos acostumbrado a buscar soluciones a muchos de nuestros problemas también en internet. ¿Han probado en alguna ocasión a preguntar a google: “¿Cómo se consigue a la mujer/hombre que uno desea?, ¿Cómo hago para que mi hijo no se enfade al irse a la cama?, o más, ¿Cuál es el sentido de la vida?”. Siempre tiene respuesta.

A veces asusta pensar lo fácilmente manipulables que resultamos las personas. Internet es un nuevo canal, medio, un nuevo ENTE. Podemos llamarlo como queramos. Ha cambiado nuestras vidas, sin duda, la forma en la que hacemos las cosas, (y, según parece, más que lo va a cambiar) pero las personas seguimos siendo lo mismo, personas. Nuestra “materia prima” es igual que hace mucho tiempo. Seguimos siendo tan constructivos como destructivos, tan fuertes como débiles. Seguimos teniendo como necesidades primarias las mismas: comer, dormir, amar y que nos amen.

De momento, comer y dormir no puede hacerlo internet por nosotros. ¿Nos puede amar? Por alguna extraña razón, en internet construimos relaciones con facilidad. Nos vinculamos a marcas como si fueran personas, y a personas desconocidas como si las conociéramos de toda la vida. Vínculos virtuales. ¡Cuidado! No podemos huir de una verdad que está muy por encima de lo real o lo virtual: sólo funciona aquello que se construye con esfuerzo en el tiempo y es coherente y sincero con el que lo hace.

INTERNET ha cambiado nuestras vidas pero nunca debemos olvidar que INTERNET lo creamos entre todas las personas y depende de nosotros que sea para bien o para mal.

Fotografía©CABO DE MARCAS 2013

2 comentarios
  1. admin
    admin Dice:

    ES CIERTO. Vivimos una extraña época en la que nos quejamos de deshumanización del mundo y recurrimos a un medio tan “extraño” para encontrar el contacto y la emoción que hemos perdido, en cierto sentido, en nuestra vida cotidiana.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *