Cabo de Marcas®, registrada.

“El registro de Cabo de Marcas en la Oficina Española de Patentes y Marcas, ya es oficial. Un periplo administrativo para compartir.”

El Siglo XXI, vuelve a ser el siglo de las ideas. Después de un período de cierta comodidad intelectual, la requetereconocida crisis, nos vuelve a colocar en el centro del esfuerzo para el desarrollo de ideas que inspiren confianza entre las personas con las que se comparten. Quiero pensar que el proceso de registro de marcas o patentes, es largo, tedioso, incómodo sólo y exclusivamente porque el fin es necesario y positivo. No voy a negar que, en varios momentos, del proceso, como en tantos trámites burocráticos, uno se llega a preguntar(aunque esté feo decirlo desde un estudio de branding), para qué marras necesito pasar por todo esto. De forma resumida y sencilla, explico a continuación cómo es el procedimiento:
Para poder registrar una marca, lo primero, es dedicar un buen período de tiempo a informarse sobre el procedimiento en la página web de la Oficina de Patentes y marcas (www.oepm.es) que pertenece al Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Allí podremos acceder a los formularios necesarios para poder registrar una marca, patente, etc. además de otras informaciones como: estado de solicitudes, listado de clase de marcas, etc. El vocabulario que se utiliza en la web, es bastante farragoso y acceder a una persona que de respuestas concretas a preguntas precisas suele ser de agradecer. Al contrario de lo que pasa en la mayoria de las instituciones en las que vas a pedir información o ayuda, en este caso, he tenido la suerte de contar con la presencia en el mail de una persona, seria y de respuestas muy eficaces: su nombre es Soledad Garcia, soledad.garcia@oepm.es.
Podemos registrar una marca de diferentes maneras: el nombre, la gráfica, la gráfica y el nombre; a nivel nacional (si va a operar en el estado español), internacional (si va a operar en el extranjero. En este caso, hay que definir dónde y en cuántos países), etc.y todas en la CLASE que corresponda. El concepto de CLASE hace referencia a la actividad en la que se sitúa la marca: comercial, publicidad, óptica, en fin…hay unas tablas que describen cada una de estas clases también disponibles en la web.
Una vez definido lo que se necesita, hay que descargarse el formulario correspondiente y rellenarlo con los datos solicitados así como con la reproducción de la marca si se trata de un elemento gráfico. Antes de prensentarlo en la oficina del estado correspondiente (la sede principal de la Oficina de Patentes y Marcas se encuentra en Madrid. En cada provincia tienen designado un lugar en alguno de los ministerios donde se recogen los formularios para que se envíen a esta oficina y se proceda, de ese modo al estudio de la solicitud. Sin embargo, como buena costumbre del país, antes de hacer entrega de la documentación, hay que pasar por caja para abonar la cantidad señalada en cada caso en alguna de de las entidades determinada por la Oficina. Como digo, en cada caso, un precio pero puede rondar a partir de los 150€.
Podríamos pensar que así, se ha terminado el proceso: hemos rellenado papeles, hemos ido al banco, hemos ido a la Oficina correspondiente a entregar la documentación…en fin, hemos dedicado un tiempo aproximado de tres mañanas y…ahora nos queda recibir la resolución. No podía ser de otro modo, y pasan un par de meses, cuando ya casi nos habiamos olvidado; para cuando nos dan una respuesta. Puede ser positiva e informarnos de que se publicará el registro en el BOLETIN OFICIAL DEL ESTADO o, puede ser un SUSPENSO porque hay una palabra o preposición o coma o lo que sea en los papelotes que hemos rellenado, que no se acepta dentro de la clase seleccionada o, cualquier otro matiz técnico/profesional que se nos ha escapado a nuestras brillantes mentes y tenemos que volver a retomar el proceso partiendo, esta vez, de un nuevo formulario de respuesta al suspenso; yendo de nuevo a la Oficina y esperando la respuesta que, aunque parezca mentira, puede repetir el SUSPENSO. Sí, sí, hay algo positivo, te pueden suspender y suspender y, siempre que respondas dentro de los plazos señalados, es «GRATIS». Eso sí, si estás a tope de trabajo, te has puesto enfermo, se ha traspapelado la resolcuión, etc. y no presentas dentro de las fechas el recurso, olvídate y vuelvo a recorrer el circuito, con pago de «ticket» incluido. Para no aburrirse.

Sin embargo, nosotros podemos decir que nuestra marca, Cabo de Marcas, ya está registrada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.