Deberes hechos

“Nos llevamos el Branding de vacaciones.”

Sí. Nos vamos de vacaciones. Vacaciones, vacaciones, vacaciones…. Sólo con decir esta palabra, somos capaces de trasladarnos, en segundos, a otro estadio de nuestra existencia.
En realidad, las vacaciones no son otra cosa que una ruptura. Una sacudida que nos extrae de la vida cotidiana. De eso que durante meses hemos llamado rutina y que, con el paso de los días, nos deja algo adormecidos frente a todo lo que va pasando por delante de nuestros ojos.

En vacaciones, no dejamos de ser nosotros mismos pero nos enfundamos el traje de la aventura, del ánimo, del placer, de mirar las cosas con optimismo, con emoción.
Y, desde ese estado de relajo mental, observamos sin darnos cuenta el mundo que nos rodea. Iremos a otros pueblos, a otras playas, a otros chiringuitos, a otras tiendas, a otros espectáculos. Todos ellos nos ofrecerán, productos, servicios, experiencias creadas de maneras únicas, que reflejarán su identidad. Nos contarán la verdad de un lugar, un negocio, una familia. Nos enseñarán cómo hacemos las cosas las personas.

Y, nosotros, las dejaremos reposar en el remanso de nuestra mente para que alimente nuestro espíritu durante el largo y frío invierno.

Fotografía©CABO DE MARCAS 2013

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.