Home sweet home

“Reflexiones de martes»

¿Qué somos sin internet? A estas alturas, apenas nada de lo que hacemos está desvinculado de internet.
Si necesitamos saber sobre algo, buscamos en internet.
Si queremos localizar un destino vacacional, no sólo nos informamos en internet, sino que lo comparamos con otros posibles destinos desde varios puntos de vista: climatología, precios, logística,…
Buscamos productos de marca en multitud de plataformas de precios «chollo».
Jugamos solos o con nuestros niños en la cantidad ingente de posibilidades que las marcas u otros nos ofrecen.
Nos relacionamos con todos: familia, amigos, conocidos, desconocidos o incluso enemigos.

Y, esto sólo es el comienzo. Es un nuevo canal, no hay duda. Nos ofrece una nueva manera de aprender, de ver las cosas de vivir PRE-EXPERIENCIAS de un modo que se convierten en EXPERIENCIAS.
Todo parece positivo y, sin duda, lo es. Ahora sólo nos falta controlar la ansiedad que nos provoca quedarnos sin batería, que se caiga el servidor o no conseguir la clave de wifi.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.