Branding, sinónimo de fidelización

“La obsesión de crear nuevos clientes, puede hacer perder los fieles.”

Muchas veces, las empresas están tan obsesionadas con la obtención de nuevos clientes que descuidan a los que ya tienen.
Si nos alejamos de nuestra estrategia de branding, de compañía, perdemos la confianza de nuestro entorno y, por tanto, la cercanía a nuestros clientes.

No, no. No lea este artículo buscando recetas infalibles para asegurarse la fidelización de sus clientes de por vida. Dichas recetas, no existen.
La fidelización de los clientes es algo que, habitualmente, se da por hecho, una vez que se ha logrado cerrar más de una operación. Muchas veces, las empresas están tan obsesionadas con la obtención de nuevos clientes que descuidan a los que ya tienen. Es un error, tan habitual como humano. Ocurre igual en los comportamiento sociales. Cuando a una persona le atrae otra, lucha hasta la extenuación para conseguir su atención. Es un período de máxima actividad y creatividad. Creatividad y atención que van desapareciendo progresivamente una vez logrado el ansiado objetivo. Igual que con los clientes. ¿Por qué?

¿Qué nos hace pensar que nos hemos ganado la confianza de alguien de por vida? La confianza debe trabajarse de manera constante. El Branding no propone soluciones universales e infalibles. El Branding es una manera de saber qué somos y qué podemos ofrecer como compañía, a lo que debemos añadir que establece un plan de trabajo que, para que funcione, debe aplicarse todos los días y en todas las cosas que hagamos. Por tanto, Branding es sinónimo de esfuerzo, trabajo, sí pero el único camino posible para mantener la confianza de nuestros clientes y, por tanto, probablemente su fidelidad. Si nos alejamos de nuestra estrategia de branding, de compañía, perdemos la confianza de nuestro entorno y, por tanto, la cercanía a nuestros clientes.

La fidelidad, como la confianza no es algo que se gane una vez y sea para siempre.Esto es precisamente lo que nos debe obligar a mantener la “tensión” en la búsqueda de nuevos productos o soluciones, mejoras de éstas y podamos prestar atención a todos los sucesos que nos estén reportando información sobre aquellas acciones que producen rechazo de nuestros receptores. A través de las acciones relacionadas con nuestra estrategia de branding podremos alcanzar mayor fidelización pero nunca sin esfuerzo y sólo si lo que hacemos, lo hacemos de verdad.

Fotografia©CABO DE MARCAS 2013

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *